Posted by on 1 Mar, 2013 in Bodas, Flores, Ramos | 1 comment

 

Un simple ramo de novia de flor blanca puede convertirse en algo moderno y artístico al ponerle una base metálica, el ramo sencillo de peonias si se adorna con unas perlas nacaradas pasa a ser un trabajo delicado y elegante, el famoso muguet, atado con blonda gana sofisticación, y si a unas rosas rojas les ponemos unas plumas, esas potentes flores pasan a ser dulces y artísticas.

Un broche, una pluma, un tul entre las flores, o una buena estructura, puede hacer que tu ramo de novia sea una verdadera pieza única.

 

bouquet novia con tul, metal y cinta lila

 

Para acentuar el trabajo del florista, haced que esos complementos vayan acorde con vuestro vestido de novia, usad un buen trozo de la tela para el atado, un camafeo familiar para el final del tallo, o un alfiler de tu mejor amiga enredado entre las flores.

 

detalles de ramos

 

Cada ramo es único porque cada novia es única, si se usan los elementos adecuados, quedará marcada tu personalidad en ese gran complemento que es TU RAMO.

Cada vez más, los floristas, disponemos de elementos que nos ayudan a crear formas especiales, ramos en caída, en abanico, estructuras perladas, bases de tela, por no hablar de la cantidad inimaginable de cintas y blondas que podemos utilizar para cerrar un ramo con un toque antiguo o vintage, pero si además podéis traer algo vuestro, el cariño con el que llevaréis el ramo cambia de forma radical. Puede que tengáis una horquilla de vuestra abuela, o bien un colgante que os regaló vuestra pareja en vuestro primer año juntos… o algo tan sencillo como el lazo de la liga que llevó vuestra madre en su boda…. Si se pueden colocar entre las flores, en el atado, o incluso en el final del tallo, podemos hacer un ramo aún mucho más personalizado y con vuestro toque 100%

 

Sin título-1

Rosmelia roja gigante como ramo de novia

 

Apuesta por hacerlo tuyo, por marcar el color en un atado de cinta que contraste con la tela de tu vestido, o con unos cristales swarowski entre las flores, quizás usando unas plumas de pavo real en la base, incluso jugando con botones o flores de seda entre las flores naturales.

Hay mil ideas que están por descubrirse si abres bien los ojos.

 

Compártelo!