Posted by on 9 Dic, 2012 in | 0 comments

Cualquier punto del mundo puede mostrarte algo que te inspire. Usamos nuestras salidas por el mundo para aprender, observar y buscar nuevas ideas.

Un hibiscus en Maui, hojas secas en Boston, un bouquet en Amsterdam, o la de recepción de un hotel en Las Vegas pueden dar el pistoletazo de salida a una colección de nuevos trabajos vibrantes y llenos de vida.