Ramo de novia liofilizado: la rosmelia
En los últimos 4 o 5 años habréis podido oír esta palabra en algunas floristerías sin saber muy bien en que consiste… pues bien, explicándolo de una forma sencilla, el liofilizado es una técnica de congelación/secado de la flor, de forma que la estructura queda fijada y así la flor dura para siempre.

Flores liofilizadas, esas flores eternas, esos ramos para toda la vida

La técnica es compleja y se ha ido especializando muy rápidamente, de ahí que tengamos una gama de colores enorme, y cada año, se intenta liofilizar alguna variedad nueva de flor. Por ahora las que dan mejor resultado son las rosas, gardenias y algunas variedades de orquídeas, pero se están empezando a tener muy buenos ejemplares de calas mini, peonias crema y nenúfares entre otras.

El resultado obtenido con las rosas es simplemente espectacular, a mi misma me cuesta a veces detectar en una foto si el ramo es natural o liofilizado, y eso de que el ramo dure para toda la vida, tiene su qué, no?

La técnica

El proceso de preservación o liofilización de las flores, plantas, o ramaje consiste en una técnica innovadora que reemplaza la sabia de la flor, planta o árbol, por una solución líquida que no se evapora y que permite conservar su flexibilidad y belleza durante años.

Este tipo de flor no necesita ningún tratamiento especial. Teniendo un mínimo cuidado con ella, nos pueden durar toda la vida! Se recomienda que evitemos una exposición directa al sol y no la expongamos en lugares de más de 80% de humedad. Evidentemente, estas flores no necesitan ninguna clase de agua.

 

Flor liofilizada, preservada, secada, artificial… no es todo lo mismo

Diferentes formatos de flor

Tres ejemplos de flor

Muchas veces hablamos de flor liofilizada o preservada indistintamente. Sin embargo, la flor secada y la flor artificial son un tipo de flor totalmente distinto a la flor liofilizada. Os argumento un poco de lo que hablo, es fácil de entender, pero a veces, difícil reconocer cada caso a simple vista.

La flor secada y la flor artificial son un tipo de flor totalmente distinto a la flor liofilizada

La flor seca

Es la flor natural que una vez cortada, se priva de agua y nutrientes y se deja secar, como su nombre indica, casi siempre en zonas de poca luz, sin humedad ni grandes corrientes de aire, para poder mantener lo mejor posible su forma y color.

La flor artificial

Es una flor no flor, son pétalos de tela, silicona, gomas, plásticos, o cristal entre otros materiales, que intentan representar la forma y color de una flor creada por la naturaleza. Una creación del hombre, que dura en casi todos los casos, eternamente.

La flor liofilizada

Bajo una meticulosa técnica de congelación y posterior deshidratación, una flor natural, cortada en su momento perfecto de madurez, pasa de ser un elemento caduco y sensible, a una flor casi eterna.

Después de muchos laboriosos estudios y técnicas que se mejoran día a día, una flor natural puede convertirse en un elemento “seco” pero de aspecto y textura “normal”, como si acabara de ser cortado. Son flores de tamaño y textura perfectos para trabajos como ramos de novia, por su amplia gama de colores, añadidos posterior a su corte y tratamiento, y por ser largamente duraderas (se dice que unos 40-50 años si los cuidados son los adecuados), el único problema es el limitado número de especies que se deja “liofilizar” (rosas, algunas orquídeas, variedades de calas… y poco más).

Compártelo!